fbpx Skip to main content

¡Que tu negocio sea memorable! Te compartimos packagings para dietéticas originales y sustentables para que tu negocio logre un distintivo.

El empaquetado es una de las labores diarias que vas a llevar a cabo en tu tienda, por lo que debés estar a gusto con el packaging que elijas para presentar y entregar tus productos.

Cuando surge la idea de emprender nuestra propia dietética o cualquier otro local, inmediatamente pensamos en: finanzas, costos, rentabilidad, ubicación, público objetivo o artículos que venderemos, pero hay diversos elementos muy importantes que hacen a la totalidad de un negocio y también deben ingresar en la lista.

Antes de abrir tu dietética, por ejemplo, debés determinar cuál será su estética y los elementos que harán que tus clientes la identifiquen. Este distintivo te permitirá ganar un lugar en la memoria de las personas. Es por ello que, entre otros factores, debés planificar muy bien el branding, es decir, lo que te hará especial en relación al resto.

Te compartiremos conceptos de diversas áreas que debes tener presente a la hora de lanzar tu marca, producto o negocio al mercado.

Tipos de packagings para dietéticas:

¡Comienza el proceso creativo!
El packaging o empaquetado adecuado para los artículos de tu dietética dependerá del tamaño del producto, su peso, fragilidad y la forma de trasladarlo, ya que no será igual si el comprador lo traslada directamente desde la tienda física a su casa, o si lo hace el la empresa de correo junto a otros paquetes. Y, un último detalle pero no menor, también estará vinculado al presupuesto destinado al diseño y producción del embalaje.

Su estética debe estar en sintonía con la identidad de tu marca, y es por ello que será necesario que respete la tipografía, el color y el logo que decidiste elegiste.
Nos tiene que diferenciar y, a la vez, debe crear una conexión con el público objetivo que queremos que compre nuestros artículos. Por ejemplo, si la finalidad es que tu dietética sea una referente en productos ecológicos, tu packaging podría ser reutilizable, reciclable o biodegradable.
Al comenzar el diseño y el proceso de confección del mismo, debemos saber cuáles son los tipos de embalajes que nos ofrece el mercado. Pero antes…

¿Por qué conocer los tipos de packagings para dietéticas?

A la hora de de seleccionar el embalaje perfecto, hay que saber cómo y porqué se diferencian, ya que pueden ser de tipo primario, secundario o terciario según el contacto que tienen con el producto. En el caso de las tiendas naturales, es importante conocer la siguiente información:

Packaging Primario:

Se encuentra en contacto directo y permanente con el producto y debe garantizar de forma segura un correcto sellado y protección del mismo. Cada industria como, por ejemplo, la alimenticia, tiene sus normas para la selección y confección de los embalajes. En el caso de líquidos pueden ser botellas o latas y, en el caso de comestibles, bolsas o cajas de cartón.

Nos interesa conocerlo por tres motivos:
1) Para obtener más información sobre los valores del alimento o producto que vendemos. De modo que, no es lo mismo si está contenido en un plástico que tarda años en degradarse o en uno biodegradable. Esta última característica estaría alineada con una venta más consciente.

2) Por otra parte, si vendemos productos a granel debemos seleccionar un packaging primario en el que el producto será almacenado. Hay dueños que deciden dejarlos en las bolsas en las que los envían los distribuidores y otros que prefieren trasladarlo a otro envase o contenedor primario como, por ejemplo, los dispensadores de cereales.

3) Cuando estos productos a granel son entregados al cliente, pasarán del embalaje primario en el que se encuentran a otro del mismo tipo. Debemos pensar en qué material queremos que sea confeccionado y cómo será garantizada la seguridad del mismo, ya que estará en contacto directo con el alimento.

Packaging secundario:

Es el embalaje que contiene una cantidad determinada de embalajes primarios. De otro modo, es el pack que nos entregan los distribuidores y que en su interior contiene un monto específico de artículos similares. Por ejemplo, son las grandes cajas de cartón en las que se distribuyen las leches vegetales.

Si bien es más importante para quienes se encargan del reparto en grandes cantidades, debemos tenerlo presente ya que:
1) Será lo que recibiremos al llegar el stock a nuestra dietética y es importante tenerlo en cuenta. Debemos revisar que esté correctamente sellado y que en su interior contenga la cantidad que hemos solicitado. En caso de reclamos, podremos hacerlo hablando con mayor propiedad y especificidad.

2) A la hora de realizar e-commerce, enviaremos los productos en este tipo de embalajes ya que son más resistentes a los golpes, al aplastamiento y apilamiento que se lleva a cabo en el correo.

3) Si en un futuro deseamos dedicarnos a hacer ventas mayoristas o a gran escala, será necesario que contemos con este tipo de embalaje para su reparto.

Packaging terciario:

Si bien no nos interpela directamente la selección de un embalaje de este tipo, no está de más saber que este concepto se refiere a los paquetes que transportan a los paquetes primarios y secundarios en conjunto. Generalmente son pallets o contenedores.

Recordá estar al tanto de la Legislación Argentina que contempla las dudas y estándares requeridos para los procesos de embalaje y empaquetado. Y, si aún necesitas más información podés solicitar atención personalizada al SENASA.

Diversas fases de empaquetado

Cuando ya hemos confeccionado la lista de productos que comercializará nuestra dietética, llega la hora de contactarnos con los distribuidores de confianza y realizar el pedido. Luego, esos productos llegarán a nuestra tienda para pasar a ser parte de nuestro stock.

Hasta el momento, esos productos fueron empaquetados por su fabricante al menos en un embalaje de tipo primario. Luego, la empresa distribuidora realizó un nuevo empaquetado, probablemente de tipo primario, secundario y terciario para poder repartirlo en los distintos comercios que han hecho su pedido.

Ahora, el encargo ya llegó a tu dietética. De acuerdo al tipo de producto, lo ofrecerás en la góndola con su packaging primario original o lo trasladarás a uno nuevo.
Veamos un ejemplo para comprenderlo mejor: los cereales a granel llegaron a tu tienda, pero no te convence que queden en su bolsón original apoyados en el piso, ¿qué te gustaría hacer con ellos? cuando los clientes te los pidan, ¿en qué paquete se los entregarás?

 

¡Seguí leyendo la nota para resolver estas y otras dudas al respecto!

¿Qué packaging elijo para mi dietética?

Como hemos comentado anteriormente, previo a la apertura de tu tienda natural hay ciertos aspectos que hacen a la personalización de tu dietética que deberán estar claros para poder otorgarle una identidad que la diferencie.

Si vendés productos naturales, orgánicos, eco-friendly o cruelty free, estarías aportando aún más a la causa si incorporás un packaging para dietética de tipo sostenible.

A continuación detallaremos las categorías más relevantes al respecto para que leas con atención y definas qué estilo se alinea más con los valores y la misión de tu empresa.

Ecológico:

Refiere a los empaques que, en mayor proporción que los tradicionales, respetan el medio ambiente. Hay algunos que debido a su composición cumplen más que otros las pautas de preservación de la naturaleza. En términos generales, un embalaje se considera ecológico cuando todos los procesos de su elaboración no generan un alto impacto en la naturaleza, esto significa desde la selección y obtención de materias primas, los gastos energéticos y los desechos durante su producción y su degradación final.

Debemos tener en cuenta que todos los elementos tienen que cumplir con estos valores, es decir que, si colocamos un adhesivo éste también tiene que ser ecológico.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, cuenta con una estandarización de Ecosellos Ambientales para conocer si los productos tangibles o los servicios que nos están ofreciendo cumplen con los principios de sustentabilidad.

Materiales ecológicos a tener en cuenta para entregar tu producto:

Papel:

En su forma más eco-friendly, se realiza a partir de materiales completamente reciclados y, además, puede ser reciclarse luego de su utilización. Actualmente hay empresas internacionales como Sheedo que colaboran con la disminución de la contaminación medioambiental produciendo papeles biodegradables. La mayor novedad que proponen es la elaboración y comercialización de productos que contienen semillas (por ejemplo, su papel plantable con semillas. Aquí en Argentina, una empresa referente del sector es VEOVERDE, es interesante ingresar a conocer las opciones de packaging sustentable que ofrecen y la cantidad de marcas reconocidas con las que trabajan.

Cartón:

Puede obtenerse en su totalidad a partir de elementos reciclados y luego finaliza su proceso siendo para de los residuos reciclables. Generalmente es utilizado dentro del tipo secundario y terciario de embalajes.

Bolsa compostable:

Es otra forma relevante de transportar productos sin generar residuos dañinos debido a que está compuesta a partir de almidón y permite que se degrade de forma natural. Según el fabricante Neopol, hoy en día es una de las opciones más elegidas por las dietéticas.

Bolsa de tela:

De acuerdo al fabricante, estos elementos pueden ser más o menos amigables con el medio ambiente. Existen bolsas de algodón confeccionadas con algodón orgánico, reciclado o convencional.

Bolsa de materiales reciclados:

No son fáciles de encontrar en el mercado, pero también es una opción emergente para entregar tus productos sin generar daños mayores. Erres es un emprendimiento que realmente tiene el compromiso de disminuir los daños que produce la comercialización de productos.

Tradicional:
Bolsas plásticas:

No queremos asustarte, pero los efectos y el impacto ambiental que provocan impacta tanto en los seres humanos como en la biodiversidad marina. Es una opción realmente fácil de conseguir y, en ocasiones, más económica, pero los costos que genera a la vida en la Tierra son realmente altos.

¿Con qué packagings para dietéticas expongo los productos a granel?

Recipientes de acrílico:

Podrías volcar todo el contenido en estos recipientes para una conservación más segura y una disposición más práctica. Suelen contar con una tapa que debes abrir cada vez que debas servirle un producto al cliente.

Dispensadores confeccionados con plástico:

Generalmente se utilizan para almacenar los cereales.

Frascos de vidrio:

Tienen menor capacidad, pero pueden servirte para conservar y exponer productos como especias o colorantes.

Elementos que complementan el packaging

Si tu packaging es sobrio, no cuenta con un logo o un diseño destacado y querés embellecerlo, podés tomar la iniciativa de decorarlo en su exterior y/o interior con tus propias manos. Como siempre te recomendamos, ¡dale vía libre a tu creatividad!

Hay elementos que irán muy bien en tu packaging seleccionado y será aún mejor si los escoges con los colores específicos que caracterizan a tu marca. Algunos son:

Cintas:

Podés utilizarlas para cerrar el empaque, ya sea en su formato adhesivo o de tela. En éste último caso, realizando un moño o nudo que no permita que el cliente pierda sus artículos. Actualmente encontrarás en el mercado cintas adhesivas que también son eco-friendly.

Stickers:

Con el logo de tu marca, con emojis, frases inspiracionales, paisajes o la referencia visual que desees. Una bolsa sobria seguramente quedará simpática con este detalle.

Sellos:

Ya sea con tu nombre o con algún diseño que elijas representar, podés sellar tus paquetes antes de entregarlos. Dentro de las opciones, probablemente sea la más rápida.

Bolsa interna:

Si el cliente recibe el producto en una caja, ya sea por adquirirlo en la tienda física o electrónica, podés cubrir o envolver el artículo en papel de seda, una versión elegante y sustentable para dar un buen toque final.

Si estás convencido de que la forma en la que entregas los productos realmente puede distinguirte y es una de tus cartas de presentación al mundo, en Paketin vas a encontrar muchas ideas para acelerar el proceso de búsqueda.

Por otra parte, cualquiera sea la fase de emprendimiento en la que te encuentres, recordá la existencia de Pinterest, una herramienta que estimulará tu imaginación y que te proponemos que navegues.

Recordá que todos los elementos que representan el packaging de tu dietética deben estar alineados con la imagen de tu negocio, es decir, con el branding y la identidad de tu marca.

Si te gustaría profundizar al respecto, ¡descargá nuestro e-book y seguí sumando herramientas para que tu negocio crezca!