fbpx Skip to main content

¿Uno de tus miedos más grandes es que tu dietética se sume a la lista de las que no prosperaron? Es uno de los mayores temores de quienes recién empiezan un negocio (no necesariamente una tienda natural).

Pero acá estamos, ¡no tengas miedo! Porque tenemos la solución. Quédate a leer toda la info. que trajimos para vos. Creamos un listado de posibles razones por las que fracasan las dietéticas y queremos que lo conozcas para puedas evitar estos motivos a toda costa.

1. Falta de investigación

En tu zona comercial, ¿hay negocios que ofrezcan productos similares a los tuyos? Un buen comienzo puede ser investigar la zona donde abrirás tu local, de este modo, podrás conocer cuáles son las promociones que suelen lanzar y por qué productos se destacan y la gente los conoce. Recordá que debés mantenerte actualizado respecto a esta información para que tu dietética también se mantenga al día y estreche su relación con los clientes.

Otro punto importante es el hecho de evitar esas típicas calles sin tránsito peatonal. Lo ideal es que los comercios estén ubicados en zonas de alto tránsito para lograr una mayor visibilidad. De este modo, es más probable que las personas que pasan por allí ingresen a adquirir tus productos. Si tu tienda natural está muy “escondida”, entre calles residenciales por las que nadie pasa es esperable que no se venda mucho por día.

2. Poca inversión inicial

Si tu sueño es abrir tu propio local, un punto positivo es que lo podés hacer con una inversión menor que abrir una franquicia, ya que no deberás abonar la patente, pero… eso no quiere decir que todo vaya a ser más fácil.

En este caso vas a tener que tomar muchas decisiones, y será un constante desafío creativo y empresarial; desde elegir el nombre o contactar proveedores para armar el stock inicial hasta posicionarse dentro del barrio o ciudad. Las elecciones que hagamos en la contratación de estos servicios modificarán el presupuesto inicial que necesitaremos para emprender nuestra tienda. Por lo tanto, sería ideal que lo contemples dentro del monto de gasto inicial que deberás invertir.

3. Falta de comunicación

Para que tu negocio sea conocido en el barrio o en la ciudad, no alcanza con abrir tu local y esperar que el público lo descubra por sí mismo. En este sentido, tenés que ayudarlos a que te conozcan y mostrarles, a través de los distintos medios y plataformas que existen, que tu dietética es una excelente opción donde comprar.

4. Falta de una estrategia de marketing sólida

Sin lugar a dudas, existen decenas de redes sociales para analizar, pero recordá que antes de ingresar debés tener en claro por qué lo estás haciendo; esto evitará la pérdida de energía, tiempo y, por ende, de dinero. Antes que nada, preguntate lo siguiente: ¿cuál creés que es la mejor red para tu negocio?

La respuesta se basa estar en las redes que tu público objetivo se encuentra. Si tu cliente ideal no está ahí, ¡huí! Después de todo, de lo que se trata es generar contenido de valor que resulte atractivo para tus potenciales clientes y que los atraiga hasta tu local o tienda online.

5. Falta de un plan b

Para momentos críticos, esos que nadie desea pero que sabemos que algún día pueden ocurrir en nuestra vida de negocio, es importante tener considerado un plan de acción listo para ejecutar ante cualquier imprevisto.

¿Podemos revertir una situación difícil, compleja y amenazante para el negocio? ¡Claro que sí! Te compartimos algunas acciones que podés tomar para que tu tienda natural cobre vida de nuevo:

  • Tener un producto o varios en oferta de manera semanal: los clientes recordarán tu comercio por beneficiar su economía ahorrando en la compra de productos de consumo habitual. La dietética es un negocio de proximidad. Se debe trabajar sobre el territorio del local para conquistar a las personas que pasan por allí (alrededor de cuatro cuadras a la redonda). Investigá quiénes te rodean, si hay establecimientos que pueden potenciar el tránsito de personas, como escuelas u hospitales, y desarrollá estrategias para atraerlos hacia tu dietética.
  • Prepará material de promoción como folletos (¡sí, siguen vigentes!) y repartilos en las casas de la zona y en negocios complementarios (gimnasios, por ejemplo).
  • Creá material con información de valor y entregalo con las compras (¿cómo preparar determinadas recetas fitness con este producto?).
  • Incluí cupones promocionales en las entregas de las compras.
  • Hacé publicidad a través de Google Mi Negocio y en redes sociales: ambas son herramientas que ayudan a visibilizar tu tienda más allá de la zona geográfica en la que se encuentra. Por otra parte, son una vía de comunicación rápida con tus clientes para que estén al tanto de tus novedades
  • Poné pancartas en la zona (siempre que se pueda): incluí imágenes y la tipografía que representa a tu comercio, de este modo, quienes las vean te identificarán más rápido
  • Incluí folletos en las entregas de los periódicos y revistas (hablá con los canillitas de la zona para ver si te hacen el favor).
  • Organizá charlas en tu local con expertos sobre determinadas temáticas vinculadas al público al que te dirigís: los clientes se verán entusiasmados por atender a las exposiciones y, además, sabrán que te preocupas por difundir información relevante y de su interés 
6. Olvidar aspectos básicos antes de abrir una dietética

Te mencionamos algunos puntos que debés tener en cuenta antes de abrir:

  • Firmar el contrato de alquiler del local (en caso de no ser propietario), con asesoramiento de algún abogado o escribano que se encargue de los detalles del mismo. Siempre es conveniente dejar por escrito los acuerdos que tengas con el locatario. De este modo, ambos podrán sentirse seguros a la hora de plantear cambios, renovaciones o despejar dudas.  
  • Elegir un contador en quien confíes para que lleve adelante los aspectos impositivos, fiscales, de contratación y pueda ayudarte con los balances mensuales de tu dietética.
  • Establecer los costos fijos, para poder diseñar un plan de inversión a corto y largo plazo. Además, calcular los precios de los productos para evaluar las oportunidades de mercado y competencia a las que te enfrentas. 

¿Querés saber sobre más datos como estos? Sabemos que empezar un negocio da una mezcla de ansiedad, alegría y temor. ¡Pero dejá atrás los miedos! Descargá este ebook gratuito “Guía para empezar tu propio negocio natural”, con un paso a paso esencial.

En esta guía, te contamos cómo organizar el flujo de trabajo y cuestiones básicas a tener en cuenta (franquicia o local propio, tipo de local, promoción y publicidad, branding de marca, políticas, productos, aspectos legales y muchísimo más). ¿Te la vas a perder? ¡Abrí tu dietética con el pie derecho!