fbpx Skip to main content

¡Bienvenido a Club Dietética! Somos un espacio pensado para brindar información, consejos, tips y un espacio de debate con nuestros futuros colegas emprendedores y dueños de su dietética ideal. En nuestros comienzos nos preguntamos: ¿cómo podemos ayudar a la comunidad a cumplir sus sueños? compartiendo los primeros pasos para tu dietética.

Es por esta razón que buscamos beneficiarlos siempre con recursos que incrementarán la interacción con su audiencia y, en esta oportunidad, recopilamos información para que puedan visualizar mucho mejor cuáles son los pasos a tener en cuenta al momento de abrir una dietética propia.

¿Franquicia o local propio?

Desde luego, tener una tienda natural es uno de los negocios que más en auge está. Y además, tienen una demanda de un público cada vez más interiorizado acerca de las formas de cuidar su salud y aumentar su bienestar. Sin embargo, si tenés pensado abrir una dietética y, además, es tu primera inversión, lo más recomendable es que desde un primer momento puedas decidir qué tipo de tienda estás buscando tener y cuales son los primeros pasos para tu dietética.

Hay dos modalidades de negocio muy comunes en el ámbito de la dietética: la franquicia o el local propio. Pero, ¿cuándo elegir una u otra? ¿En qué se diferencian? ¡Acá te lo contamos!

Si elegís establecer una franquicia, tenés que tener en cuenta que la inversión puede llegar a ser mayor, ya que se tiene que pagar la estructura del negocio y utilización de la marca, que generalmente ya es conocida por el público. Tienen su propio desarrollo de marca, mobiliario, proveedores, entre otros.

En cambio, con un local propio lo podés hacer con una inversión menor, ya que no deberás abonar patente, pero eso no quiere decir que será más fácil; será un desafío tanto a nivel creativo como empresarial.

Evaluar la ubicación

La ubicación es uno de los pilares de todo comercio con venta al público. Lo recomendable es que la tienda esté ubicada en una zona céntrica o comercial y que tenga buena exposición. Después de todo, lo que se busca es vender y tener presencia en el mercado. Por eso, la elección de la ubicación de la tienda es esencial, ya que determinará cuánto tráfico habrá hacia tu local.

Al momento de abrir una dieta y elegir la ubicación, considerá qué negocios hay a tu alrededor. Por ejemplo, si hay varios gimnasios, eso te da pista de que seguramente se mueva una importante masa de gente apasionada por el fitness ahí. ¿Qué mejor que aprovechar algún espacio que esté en alquiler o a la venta para establecer tu dietética? ¡Las probabilidades de venta son altas!

Tipo de dietéticas

Hay muchos tipos de dietéticas. Están las que hacen foco en la reducción de residuos, conocidas como zero waste. También, están las que solo venden productos sin TACC aptos para celíacos o quienes tengan intolerancia al gluten. Y, por otro lado, quienes sólo centran su oferta de productos para quienes son veganos.

Después están las más “tradicionales”, cuya oferta es muy variada y las que apuntan a un público más fitness o general.

Tamaño del local

Si elegimos un local propio, no sirve que sea un espacio muy grande si no se cuenta con la inversión necesaria para tanta variedad de productos… Y viceversa, no sirve un local muy chico si no se va a poder mostrar de forma correcta lo que se desea exhibir.

Entonces, ¿cómo elegir el tamaño adecuado para tu propia dietética? Bueno, considerá cuál es el presupuesto que podés manejar mensualmente (con el agregado de los impuestos que debas abonar y un cierto porcentaje estimado de inflación para acaparar todos los escenarios posibles a nivel financiero) y cuántos productos tenés pensado ofrecer al público. Fundamental dentro de los primeros pasos para tu dietética.

Por otro lado, tené en cuenta cuáles son los requerimientos para la habilitación del comercio según tu localidad o barrio.

Productos

Otro paso esencial en el proceso de creación de tu propia tienda natural es el hecho de conocer a fondo qué es lo que se vende. Por lo tanto, como dueño, debés estar informado también sobre los productos más solicitados para tener más stock de los mismos y así vas a poder asegurarte un flujo de ventas importante.

Ahora bien, hay algunos productos que no pueden faltar en tu dietética y te contamos cuáles son: frutos secos, infusiones, cereales, alimentos a granel, granola, avena, almohaditas y snacks saludables.

Eso sí, no olvides la importancia de cómo se exhiben los productos en el local. Los mismos deben estar expuestos de forma tal que se vea el abanico de posibilidades que se ofrece en el comercio.

Todo entra por los ojos

Como decíamos antes, el aspecto visual es fundamental para atraer a los consumidores a la tienda y, una vez que están dentro, guiarlos hacia la compra. Para eso, tener una propuesta clara para el potencial cliente resulta imprescindible.

Algunos de los elementos que debés considerar son:

  • Nombre y logo del comercio: procurá elegir un nombre de marca que sea fácil de identificar con tu dietética y que, a su vez, sea recordable. 
  • Distribución: ¿de qué manera recibirás la distribución de los productos? Acordá este punto con los proveedores.
  • Forma de venta: ¿será solo presencial, online o mixto? ¿Cómo planearás la manera de vender dentro del local? ¿Habrá señaladores por tipos de producto? ¿Y el personal para brindar atención, en qué momento intervendrá?
  • Ambientación acorde: parte del aspecto visual que hace a una dietética ganadora recae en la ambientación del local. Lo ideal es que te atengas a los colores de la marca para jugar con los mismos y considerá la disposición de las góndolas y productos para facilitar un trayecto cómodo si hay varios potenciales clientes dentro del mismo lugar.

Por ende, el consumidor que pase por la puerta de la tienda tiene que tener claro qué tipo de dietética es, qué puede encontrar adentro y que todo ello lo atraiga.

Contacto

A la hora de pensar en el contacto a nivel marketinero, pensá cuáles son los valores que como marca querés reflejar en toda instancia de comunicación (y, por lo tanto, en los procesos implicados dentro de los primeros pasos para tu dietética).

Así, si vas a especializar tu dietética en la reducción de residuos, podés transmitir este valor por medio de prácticas como incentivos del uso de recipientes reutilizables cuando los consumidores van a comprar a tu local.

O mismo quizás te interese orientar el negocio hacia valores ligados al concepto de la solidaridad, por lo cual podrías promover acciones de beneficencia donde tus clientes puedan hacer donaciones que luego enviarás a ciertas instituciones que lo necesitan.

¿Querés saber más y conocer más consejos sobre este mundo y la estrategia detrás? Entonces, te recomendamos nuestros ebooks digitales, totalmente gratuitos. ¡Descargalos ahora haciendo click aquí!

Una vez instalados, es importante dar a conocer el comercio, mediante marketing, folletería, degustaciones y ofertas para atraer al consumidor. La estrategia de comunicación y publicidad de tu nuevo local debe ser todo un éxito y, para eso, requiere de una buena planificación.

Pensá en los siguientes puntos:

  • ¿Qué objetivos te plantearás al comienzo? Que sean ambiciosos pero realistas.
  • ¿Qué presupuesto destinarás para la gestión de las redes sociales de tu local y todo el diseño del material para el punto de venta?
  • ¿Qué medios o canales elegirás para tomar contacto con tus potenciales clientes?
  • ¿Cuáles serán los puntos de contacto? ¿Qué primera promoción lanzarás para atraer la atención?